¿Olvidaste tu contraseña?
¿No tienes una cuenta? Crear una

Usamos cookies para asegurarnos de que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si desea saber más sobre cómo utilizamos las cookies,
consulte nuestra Política de privacidad y nuestras Política de Cookies.

ACEPTAR

Artículos

Recomendados por nuestros especialistas
Alergias alimentarias más comunes en viajes

Alergias alimentarias más comunes en viajes

Las alergias más comunes a los alimentos o las intoxicaciones más comunes al momento de consumir alimentos son más frecuentes de lo que suponemos y se incrementa su incidencia durante los viajes. 

Y es que durante los días que estamos de viaje estamos tentados a consumir alimentos que habitualmente no comemos o consumirlos bajo preparaciones y cocciones poco habituales y propias del lugar que estamos visitando. En algunos casos se trata de alimentos que ni siquiera hemos probado o a los que les tenemos muy poca tolerancia debido precisamente a que no existe proximidad a ellos y por tanto no hacen parte de nuestra dieta  diaria. 

Las alergias por consumo de alimentos pueden llegar a ser graves, presentando síntomas complejos. Hoy te hablaremos de esos alimentos que pueden producirte una mala experiencia durante un viaje, no sin antes dejar claro de qué va este asunto.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Las alergias alimentarias son reacciones que se producen en el cuerpo cuando hemos consumido un alimento que ha desencadenado una reacción alérgica o de intoxicación. Cuando presentas una alergia alimentaria, el cuerpo asume que algunos alimentos están ocasionando  daños, por lo que el organismo contraataca liberando una reacción alérgica. 

En su mayoría, los síntomas son leves, como rash o malestar estomacal, aunque en los casos más graves pudiera llegar a provocar la inflamación de la tráquea y hasta problemas respiratorios. Por lo que una reacción leve no es peligrosa. Pero una reacción grave pudiera llegar a ser mortal. 

Ante alergias alimentarias es importante identificar cuál fue el desencadenante y asegurarnos de evitarlo en próximas ingesta de alimentos, además en caso de experimentar dificultades respiratorias debes acudir inmediatamente.

Las alergias más comunes a los alimentos 

Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica, pero 90% de las alergias a los alimentos en los niños son causadas por un grupo de alimentos como la leche, huevos, frutos secos,  soja y trigo. En cambio en los adultos, las alergias graves se presentan en cuatro alimentos como los pescados, mariscos y frutos secos. 

Existen algunas alergias alimentarias que son producidas por los alimentos en sí mismos, es decir,  que no son tolerados por la persona que los consume, mientras que otro tipo de alergias están relacionados con comer alimentos que se encuentran en proceso de descomposición, generalmente porque han perdido su cadena de fríos o de alimentos que no han sido manipulados correctamente. 

Huevos. Los huevos pueden causar alergias alimentarias que provocan síntomas como urticaria, congestión nasal, dolores estomacales u otros problemas relacionados con el estómago. Esto se debe a una proteína que tiene la clara del huevo principalmente, aunque también está presente en la yema. Una de las formas de prevenir este tipo de alergias es procurando comer el huevo lo más cocido posible.

Leche. Las alergias a la leche suelen ser provocadas por distintos tipos de intolerancia a la lactosa, esto puede provocar malestares estomacales y fuertes dolores. Sin embargo, en los casos más graves puede provocar anafilaxia una condición que puede llegar a ser mortal si no es tratada a tiempo y cuyos síntomas son: inflamaciones en la piel, erupciones alrededor de la boca, náuseas, vómitos e inflamación de las vías respiratorias. 

Maní. Los síntomas que puede provocar la alergia al maní incluyen rinitis, hormigueo en la boca y garganta y otros problemas digestivos. Estos síntomas también pueden ser provocados por otro tipo de frutos secos. 

Soja. Los alimentos que contienen soja pueden provocar los siguientes síntomas cuando desencadenan una reacción alérgica: urticaria, dolor y piquiña alrededor de la boca, dolor estomacal y reacciones en la piel. 

Mariscos. La alergia a los mariscos que incluyen crustáceos y moluscos suele ser una de las alergias más comunes en las personas que viajan zonas costeras. Se puede deber a una reacción alérgica propia a los mariscos que persiste de por vida o una reacción alérgica ante un tipo de veneno Que absorben de las algas en determinadas temporadas del año y que si no se cuecen correctamente pudieran permanecer y el causar algún tipo de daño cuando los ingerimos. 

 

Pescados. La proteína animal de pescado también suele provocar alergias alimentarias en algunas personas son muy graves y pudieran ocasionar la muerte mientras que en otros sólo provocan diarrea y vómitos.

Si debes tomar un vuelo, pero eres alérgico a algunos alimentos

  • Informar con anticipación a la aerolínea.
  • Si tu alergia es fuerte, notifica a los acompañantes de viaje o de asiento acerca de tu problema de salud. 
  • Indica a quienes viajan contigo dónde están las medicinas.
  • Consulta el plan de viaje con tu alergólogo y lleva los medicamentos prescritos, los preventivos y los de rescate.
  • Guarda las medicinas en su equipaje de mano.
  • Lleva toallitas húmedas para limpiarte las manos,  y no llevárselas a la boca, la nariz o los ojos es una buena manera de impedir el contacto con los alérgenos.

Al llegar a tu destino

Observa detalladamente los alimentos de los restaurantes, bares y tiendas, y en caso de alguna duda, indaga con los meseros y cocineros. Si los productos que compran son  enlatados o empaquetados, es recomendable que compares los ingredientes.

A la hora de viajar siendo alérgico es importante contemplar aquellas complicaciones médicas que pudiesen suceder, contemplando el tipo de padecimiento alérgico que tenga el pasajero.

¿Tienes algún comentario?

Debes Iniciar sesión para comentar esta publicación.
  • Sin comentarios para esta publicación.